La transición de la preparatoria a la universidad puede poner el mundo de un joven al revés. Naturalmente, en medio de los cambios de rutina, hábitos e intereses y la constante transformación del entorno, resulta difícil tomar decisiones sobre el futuro

Sin embargo, no es posible evadir la decisión de qué estudiar una vez que llega el momento de ingresar a la universidad y, como si no fuera suficientemente difícil, la tarea se complica aún más cuando tus padres no apoyan tu elección de carrera

No desesperes: recuerda que elegir qué estudiar se trata de buscar tu vocación y no de cumplir las expectativas de otros. Además, todavía hay mucho que puedes hacer para asegurarte de elegir el mejor camino para tu futuro profesional y demostrarle a tus seres queridos que estás tomando la decisión ideal.

¡Sigue leyendo! En este artículo te damos nuestros mejores consejos para hablar sobre tu elección de carrera con tus padres y abrir un espacio donde puedan encontrarse ambas perspectivas a través del diálogo. 

Reflexiona sobre tu decisión 

Antes de querer defender tu elección de carrera, lo primero que debes hacer es preguntarte si verdaderamente refleja quién eres y lo que quieres hacer con tu vida.  

La formación universitaria es cuestión de vocación y autorrealización. Esta es una decisión que, idealmente, refleja tu identidad y coincide con las características de tu personalidad que te hacen ser la mejor versión de ti mismo

Encuentra la motivación detrás de tu elección de carrera y analiza de dónde proviene. Elige desde tus propios intereses, sueños y anhelos, en vez de presiones externas. Sintoniza con tus fortalezas, debilidades, capacidades y limitaciones, para decidir qué estudiar y comenzar el resto de tu futuro profesional con el pie correcto. 

Mantén una actitud positiva

No permitas que los detractores se interpongan en tu camino al éxito. Si estás seguro de haber elegido la carrera ideal para ti no tienes por qué desanimarte, ni ceder ante la presión que impongan las expectativas de otros sobre ti.  

Siempre que seas honesto contigo mismo y mantengas la mente abierta ante las posibilidades encontrarás una solución para expresar tu postura a los demás. 

Fundamenta tu elección vocacional

Sin embargo, tampoco puedes basar tu elección de carrera en una corazonada. Tu futuro profesional es un asunto serio y tendrás que darle la importancia que merece.

Investiga sobre las oportunidades académicas y laborales a las que tendrás acceso, el salario promedio de los profesionales de ese ámbito y la demanda que existe por el trabajo al que te dedicarás una vez que ingreses al mercado laboral.

Ahonda en los puntos que llamaron tu atención en primer lugar, así como en las cosas que no conoces tan bien sobre la carrera que quieres estudiar, para obtener un panorama completo y argumentos sólidos con los cuales sustentar tu elección. 

Dialoga y haz preguntas

La aversión hacia una carrera en específico normalmente proviene de malas experiencias pasadas, prejuicios, o simplemente, de la falta de información. 

Por eso, lo más importante al hablar sobre tu elección de carrera con tus padres es entablar un diálogo para responder a sus preguntas y aliviar sus preocupaciones a partir del fundamento que te permita demostrar el valor de tu decisión

Conoce su perspectiva y hazles ver el lado bueno de tu elección de carrera con los mismos argumentos que a ti te dan seguridad al respecto. Recuerda que, después de todo, tus padres sólo se preocupan porque buscan lo mejor para ti. 

Además, considera que esta es la oportunidad ideal para compartir información sobre la carrera con tus padres, como los costos y horarios, para alcanzar acuerdos. 

Busca el respaldo de un tercero

Finalmente, conseguir la ayuda de un asesor vocacional, de un profesional que ejerza actualmente en la profesión de tu interés, o incluso, de alguien que apoye tu decisión al interior de tu círculo familiar será útil para mediar la conversación con tus padres y respaldar tus argumentos a favor de tu elección de carrera.

Decidir qué estudiar es complicado, pero no imposible. Además, si tienes claro cuál es tu vocación y lo que quieres lograr con tu formación, ya superaste la parte más difícil. 

No desanimes, ni te obsesiones por conseguir la aprobación de tus padres. Recuerda que, aunque es importante tomar en cuenta su opinión, nadie puede decidir por ti

Sé valiente y opta por una carrera que te motive a triunfar y lograr el éxito en tu futuro profesional. Así, tu pasión y compromiso hablarán por sí mismos.

Prepárate para transformar tu realidad estudiando una carrera innovadora en U-ERRE. Conoce nuestra oferta académica y elige la mejor licenciatura para ti